El cachorro y su primer paseo

cachorro_paseo

Siguiendo con el artículo anterior preparativos para el paseo,  hoy veremos otros pequeños detalles para poder disfrutar del primer paseo con nuestro cachorro.

Lo peor que nos puede pasar es la perdida de nuestra mascota, aunque podamos creer y estar seguros de que a nosotros no nos puede pasar, esta situación es muy fácil y frecuente, con un simple descuido o que el perro haga una larga carrera, lo habremos perdido, estadísticamente las desapariciones son cuantiosas y lo dramático es que solo se han podido recuperar los que estaban identificados.

El micro-chip es un dispositivo que identifica a nuestro perro como si fuera su DNI. Se puede implantar a cualquier edad, normalmente el veterinario lo hace en la terminación de las vacunas, su tamaño es como un grano de arroz, se coloca mediante una aguja especial en la zona del cuello y de forma subcutánea, una vez insertado se verifica su funcionamiento por medio de un scanner donde se registra el número de identificación y se asocia con la cartilla sanitaria de nuestro perro y con nuestros datos personales. La  mayoría de los centros veterinarios, albergues y protectoras de animales tienen estos aparatos.

Antes de sacar a nuestra mascota debemos aseguraremos de que tenga las vacunas y el micro-chip implantado, por ley estos dos requisitos son obligatorios, el incumplimiento puede ser sancionado. Aparte de la legalidad veamos la importancia y ventajas de tener identificada a nuestra mascota.

Las ventajas principales son:
  • Su implantación es sencilla, rápida y con poco dolor para nuestro perro.
  • Son compatibles con el organismo, no hay rechazos ni infecciones.
  • Su durabilidad se estima en 25 años.
  • Su número de identificación es único.
Sus inconvenientes pueden ser:
  • Es un sistema de identificación y no de rastreo como un GPS.
  • Existen diferentes tipos de scanner que no leen ese micro-chip, este es el menos probable ya que los fabricantes usan tecnologías y normativas universales.

 

Bien, aclarado este tema, los accesorios necesarios y obligados que deberíamos tener:

  • Una correa o track.
  • El collar o el arnés.
  • Unas bolsitas sanitarias para recoger las posibles defecaciones de nuestro perro.
  • Algunas golosinas para perros que le daremos como recompensa solo cuando haga alguna buena acción.

No debemos olvidar que si necesitamos usar el coche para desplazarnos, tenemos que tener un cinturón especial para perros y que esté homologado, independientemente donde vaya a viajar, si es en los asientos o en la parte trasera (porta bultos) con o sin red, además de nuestra propia seguridad es un requisito obligatorio por el organismo competente (DGT) y nos pueden sancionar en caso de no llevarlo.

Existen muchos parques que tienen zonas habilitadas para perros, o simplemente donde podamos pasear. Al principio debemos llevarlo cogido en nuestros brazos hasta que él se vaya confiando, con la correa enganchada iremos caminado despacio y poco a poco vamos a integrarnos donde estén otros perros, lo que tenemos que evitar es que coma cualquier cosa que esté en el suelo y los sitios donde otros perros hacen sus pis, de esta forma evitamos cualquier infección hasta que nuestro cachorro sea adulto. El hecho de hacer pis, aparte de una necesidad fisiológica es que los perros por esta acción marcan su territorio.

Recordar que las prácticas que se han ensayado en casa también las tenemos que aplicar en este entorno, como son, que el perro no tire más de lo que es caminar, o bien que éste no quiera avanzar porque esté asustado.

Después de varias caminatas, podemos hacer que la marcha sea un poco más rápida sin que llegue al estado de cansancio.

Cuando detectemos que nuestro cachorro lo tenemos bajo control, esté confiado y nos hace caso a nuestra llamada, podemos ir relacionándolo con otros perros, estos se familiarizan y conocen por medio de olerse mutuamente las partes genitales, como él desconoce las intenciones de los otros posiblemente rehúya, no nos asustemos, en poco tiempo se dará cuenta de estos gestos, hay que tener en cuenta el estado o actitud de los otros, si un perro esconde el rabo entre sus patas es un síntoma de miedo, si su cola está en alto y se eriza es que esta desconfiado y posiblemente muerda, no morderá para hacer daño sino para imponer su carácter, el estado óptimo es cuando ambos mueven la cola y no se aprecie lo anterior.

La otra fase y más gratificante para el perro es pasar a una zona cerrada donde podemos quitarle la correo o track y que él corra y se divierta con los otros perros, siempre debemos estar atentos y cerca para evitar cualquier imprevisto.

También te puede interesar...