El cachorro

labrador_cachorro

El cuidar a un cachorrito puede parecer difícil y algunas veces no saber cómo actuar, para evitar estas situaciones debemos ser flexibles, tolerantes, pacientes y tratarlo con cariño, de ello dependerá su educación y una perfecta adaptación a nuestro entorno y principalmente al afecto de la familia, pensemos que para él todo es nuevo y desconocido, nosotros tenemos que facilitarle las cosas marcando unas pautas de convivencia.

Como ya hemos comentado en otro artículo, hasta que no tenga todas sus vacunas no lo podemos sacar a pasear, todo el tiempo lo pasará en casa durmiendo, jugando, olfateando todos los rincones, rompiendo cualquier cosa y haciendo sus necesidades fisiológicas, para que esta tarea sea lo más fácil de llevar y no perder la calma daremos unos consejos.

En una tienda especializada de animales deberemos comprar:

  • Caseta, cuna o colchoneta de descanso, escoja la más cálida dependiendo de su zona.
  • Obviamente el alimento especial para cachorros, el veterinario o dependiente nos podrá aconsejar de distintas marcas de confianza.
  • Comedero y bebedero, sin son separados mejor.
  • Paños de adiestramiento ( pañal donde acostumbrar al cachorro a hacer sus necesidades )
  • Mordedor, hay un amplio surtido para escoger, el mordedor no es simplemente un juguete, según le van creciendo los dientes les produce dolor en las mandíbulas ( al igual que los niños ), su manera de aliviarlo es mordiendo algún objeto.

Llegado a este punto, lo primero es asignarle su espacio de descanso, este debe ser un lugar con pocas corrientes de aire, limpio y no polvoriento para evitar infecciones, con una temperatura cálida, cerca de nosotros y al mismo tiempo tranquilo.

Siguiendo el proceso diario, nosotros estamos educando nuestro cachorro, que NO es adiestrar, debemos tener unas palabras para definir lo que está bien y lo que está mal, con voz tenue y alegre le recompensaremos de sus buenas actuaciones aquí podemos incluir caricias y pequeñas palmadas en su lomo y con palabras cortas y rotundas le llamaremos la atención a lo que no sea correcto, estas pueden ser NO o FUERA, no hace falta gritarle solo que dichas palabras sean rotundas, en pocas repeticiones él se dará cuenta de su acción.

Los cachorros suelen comer cada 2 horas aproximadamente y en 3 o 4 horas hará sus necesidades, cuando haga pis o pos, piense que es un cachorro y no sabe si donde lo está haciendo es el sitio correcto o no, lo que sí es seguro que lo hará en el sitio más alejado de su zona descanso, que no quiere decir que también sea nuestra zona, cuando lo haga no le grite solo lo asustara y no sabrá que ha pasado.

En este momento lo que haremos serás coger un pañal y en una de sus esquinas empaparemos un poco de su pis y lo colocaremos en el sitio que nosotros queramos que haga sus necesidades.

Por instinto animal suelen repetir la acción en el sitio anterior, por dicha razón es imprescindible limpiar el piso para no dejar olores.

El uso de estos pañales nos brinda la forma más cómoda y rápida de educar a nuestro cachorro.

A título informativo, decir que las principales cualidades de porque estos pañales son tan efectivos:

  • En su fabricación están impregnados con feromonas que atraen a los animales a hacer sus necesidades.
  • Su composición es igual que el de los pañales de bebes, tienen un material súper absorbente que retienen el líquido hasta un volumen inimaginable.
  • Y otro punto a destacar, es que el olor no se sustituye ni disimula por otro, sino que los elimina.

En el siguiente artículo seguiremos tratando más temas sobre el cachorro.

También te puede interesar...